Pastas La Muñeca > Blog > Mini > Las tareas de tus hijos

Blog Momentos


Las tareas de tus hijos

Las tareas de tus hijos son un aspecto al cual debes prestarle bastante atención, ya que los hábitos que los niños vayan adquiriendo durante esta etapa de la vida, probablemente incidirán en su rendimiento escolar por siempre.

Lo más recomendable es que tus hijos realicen sus tareas después de las comidas, ya que cuando el cuerpo y el cerebro han recibido todos los beneficios de los alimentos, la mente está más activa y funciona de forma eficaz.

A continuación te dejamos algunos consejos que puedes aplicar al momento de realizar tareas con tus hijos:

El horario

Para poder realizar las tareas de manera exitosa, es importante que establezcas en primera instancia, un horario puntual y disciplinado, mediante el cual el niño vaya asumiendo que este momento del día será destinado a sus actividades y obligaciones escolares.

Es de suma importancia que tengas claro que un hábito se construye a través de acciones repetitivas y organizadas. Por eso, si un solo día cambias el horario o lo pospones por cualquier motivo, será mucho más difícil para los pequeños adaptarse a este proceso.

 

Un espacio tranquilo y con todo lo necesario para su aprendizaje

Desde pequeños, los niños deben ir asumiendo la importancia de la organización y que cada actividad tiene un sitio adecuado para realizarse.

Lo ideal es que organices un lugar con todo lo necesario para favorecer la concentración de los pequeños. Además, asegúrate que este espacio sea amplio, cómodo y que tus hijos puedan encontrar todos los implementos necesarios para elaborar sus tareas. De esta manera se evitará que los niños se apropien de otros lugares de la casa en donde tendrán un sin número de distracciones.

 

Evitar distractores

Las tareas son actividades que demandan la mayor concentración posible, por eso debes procurar que al momento de hacer sus obligaciones, estén libres de distracciones que puedan interferir con su proceso formativo.

Procura que en este espacio no estén presentes elementos ajenos a la actividad escolar, como videojuegos o juguetes.

 

Mostrar la tarea como algo positivo y no como una obligación

En este aspecto, es de vital importancia que los padres usen un lenguaje adecuado y lleno de expresiones positivas, ya que de lo contrario, los niños asumirán este momento del día como algo aburrido, sin sentido, o como una especie de castigo.

Lo ideal es que destaques la importancia del aprendizaje y les hagas saber cuán valioso es para sus vidas aprender cosas nuevas cada día. Muéstrale el estudio con una actitud positiva y liga la tarea al cumplimiento de sueños y metas. Por ejemplo, si tu hijo quiere ser doctor, indícale que para poder serlo debe ser muy juicioso con sus tareas desde niño.

 

Enséñales a través de tu ejemplo

Los niños son seres muy perceptivos y a lo largo de su desarrollo es muy común que repliquen actitudes y comportamientos de las personas que los rodean.

Verte concentrado y tomando nota de algo, será una excelente motivación para ellos, ya que asociarán tu comportamiento al de sí mismos cuando hacen su tarea.

 

Revisa cada tarea

Revisar la tarea de tu hijo le demuestra un gran interés de tu parte, así que trata de apoyar su labor indicándole que estás para apoyarlo y ayudarlo con cualquier duda que tenga. Esto afianzará el vínculo de confianza y permitirá que los niños tengan libertad de preguntar sin temor alguno.

Corrígele si es necesario, pero ten en cuenta que debes resaltar primero todo lo que ha hecho bien y después sí referirte a sus errores. Para el niño siempre será importante que reconozcas su esfuerzo y dedicación.

No olvides que las palabras positivas que utilices cuando hables sobre las tareas, también son un excelente aliciente para que se impulsen a llevar a cabo sus labores escolares con mayor motivación.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *